Síguenos en Facebook

martes, 26 de julio de 2011

El barrio musulmán y la Gran Mezquita de Xian

¿Qué se puede visitar en Xian? La respuesta está clara: uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del mundo, el de los Guerreros de Terracota. Sin embargo, la ciudad es mucho más que eso y en mi visita descubrí uno de los lugares donde se guarda una parte de la historia de Xi’an: el barrio musulmán, con su propio zoco como si una ciudad árabe se tratara,  y la Mezquita de Xian.

Minarete de la Gran Mezquita de Xian


Visitar el barrio musulmán de Xian fue una de las experiencias más especiales de mi viaje a China. La majestuosidad y opulencia de los Guerreros de Xian nada tiene que ver con la esencia y autenticidad que se respira en un humilde barrio con multitud de puestos de comida en las calles donde algunos hombres pasean en chilaba y algunas mujeres se cubren el cabello con el hiyab. Es un barrio cuya vida gira en torno a la Gran Mezquita de Xian, una auténtica obra de arte en la que se mezclan estilos artísticos tan dispares como el árabe y el chino. Es muy curioso entrar en la mezquita y contemplar muros con inscripciones en caligrafía árabe y un minarete, adornado con elementos chinos, que difiere totalmente con las torres desde las que llaman a la oración en los países musulmanes. El templo es la mezquita más antigua (fue fundada en  el año 742) y una de las más famosas de China. Se reconstruyó en 1392 y hoy en día sus 12000 m2  siguen acogiendo a los chinos musulmanes que van a rezar.





Junto a la Gran Mezquita se encuentra el zoco, donde pude poner en práctica mis habilidades con el regateo, que tan buen resultado me habían dado en Pekín. Se trata de un lugar con calles estrechas repletas de tiendas de artículos de lo más variopintos, mecheros con la imagen de Mao, bellos jarrones de porcelana o imanes de las pasadas Olimpiadas de Pekín 2008…


Continué caminando y encontré otra mezquita más pequeña, más parecida a las que estamos acostumbrados a ver en los países árabes, con cúpulas y medias lunas.


La esencia del barrio lo impregna todo, los olores, el colorido de las especias en los puestos callejeros, las carnicerías de carne halal, la gente conversando tranquilamente en las calles... Realmente, una parte de Xian totalmente diferente a las macroavenidas y a los monótonos edificiosde la parte moderna.




El autor


José Luis es un andaluz afincado en Barcelona desde hace ya un tiempo. Su pasión es descubrir nuevas culturas, viajar y escribir. Por ello realizó estudios de traducción e interpretación, una forma bastante acertada de aunar estas tres aficiones. Se define como una persona inquieta y curiosa, adicto a los viajes y al chocolate y amante del deporte, sobre todo el tenis. Prefiere los lugares tranquilos y solitarios y los rincones por descubrir.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada