Síguenos en Facebook

miércoles, 5 de junio de 2013

Sobre Venecia, góndolas y gondoleros

Si digo Venecia, ¿qué es una de las primeras cosas que se te viene a la cabeza? Seguro que los canales, las góndolas y los gondoleros están entre ellas. Y es que la ciudad lleva vinculada con estos elementos desde hace muchísimo tiempo. De hecho, la primera vez que se mencionó la palabra gondola fue en el año 1094, en un decreto del duque Vital Faliero de Doni.


Origen de las góndolas de Venecia

Originariamente, las góndolas eran el medio de transporte utilizado por los venecianos, ya fueran modestos o ricos, para moverse de un lado a otro de la ciudad. Las familias más ricas podían permitirse contratar a un gondolero a cambio de un salario fijo. A veces, hasta les daban a cambio alojamiento, lo que hacia que los gondoleros mantuvieran una relación muy estrecha con las familias a las que servían, estando al tanto de todo lo que ocurría en ellas y manteniéndose fieles a las mismas.

En el siglo XVI, había más de 10.000 góndolas en Venecia. A partir de 1630, todas eran negras, ya que en ese año se decretó el color que debían tener todas las embarcaciones, para así acabar con las disputas que se generaban entre los nobles ricos, que "luchaban" entre ellos con el fin de tener las góndolas mejor adornadas y más suntuosas.


Hoy en día, por las aguas de los canales de Venecia circulan unas 400 góndolas, cuya construcción, a mano, está muy reglamentada. Están formadas por 280 trozos de madera (que puede ser de haya, olmo, cerezo, arce, abeto, limero, roble, nogal o caoba) y de elementos metálicos (las puntas de la popa y la proa). El hierro de la proa tiene una carga simbólica muy importante, pues representa la forma de S del Gran Canal, los seis barrios de Venecia, el gorro del Duque, el puente de Rialto y la isla de la Giudecca. En total mide unos 11 metros de largo y pesa unos 400 kg. El remo está hecho de madera indonesia y mide 4,20 metros. ¿Y cuánto puede costar una embarcación de este tipo en el mercado? Pues unos 30.000 euros... que se verán más que amortizados con el tiempo.



Mamá, ¡quiero ser gondolero!

Hasta los años 80, la profesión de gondolero se pasaba exclusivamente de padre a hijo. Sin embargo, el Ayuntamiento aprobó una nueva norma mediante la cual había que pasar unas pruebas de selección bastantes exhaustivas para ser gondolero.


En primer lugar, hay que pasar un examen para entrar a la formación especializada de la Escuela de Gondoleros (Ente Gondola). Una vez hayan atendido la formación (bastante cara) tiene lugar una especie de oposición para desempatar a los aspirantes. No obstante, de los 150 que se presentan cada año, sólo 4 o 5 son seleccionados y adquieren oficialmente el título de gondoleros.


Ser gondolero es un oficio que requiere de una buena forma física, un dominio perfecto de las técnicas de navegación, una excelente cultura general, saber varias lenguas extranjeras y conocer a detalle la historia de la ciudad de Venecia.


Y una vez que tienen el título debajo del brazo, ¡a ponerse el uniforme de trabajo! Este se compone de unos pantalones negros, una camiseta rayada o lisa (blanca) y un sombrero de paja con una cinta.


¿Hay mujeres gondoleras?

Durante los 900 años de historia de las góndolas, no. Pero en el año 2009, una hija de un gondolero, Giorgia Boscolo, de 23 años, consiguió pasar las exigentes pruebas de selección, lo que provocó la indignación de muchos gondoleros que consideran este trabajo como algo exclusivo para los hombres.
Hoy en día, Giorgia presta sus servicios de gondolera en el barrio de Dorsoduro.

El autor

José Luis es un andaluz afincado en Barcelona desde hace ya un tiempo. Su pasión es descubrir nuevas culturas, viajar y escribir. Por ello realizó estudios de traducción e interpretación, una forma bastante acertada de aunar estas tres aficiones. Se define como una persona inquieta y curiosa, adicto a los viajes y al chocolate y amante del deporte, sobre todo el tenis. Prefiere los lugares tranquilos y solitarios y los rincones por descubrir.

5 comentarios:

Excelente entrada! Nunca esta de más saber un poco mas acerca de este trocito de historia! las fotos grandiosas como de costumbre!
Eva Sanz
A partir de ahora publicare como mundo a traves!

http://mundoatraves.wordpress.com/

Gracias, Eva! Era un post que tenía en mente escribir desde hace ya bastante tiempo y por fin ha visto la luz, jeje!
Espero que resulte interesante!

y cuanto gana un gondolero...acabamos de venir de Venecia, y visto lo que cuesta un paseo en gondola, nos ha dado ganas de hacernos gondoleros :)

Jejeje! Tal y como están las cosas en este momento, a más de uno se le ha pasado por la cabeza buscarse la vida de gondolero...

Yo conseguí escaparme de montar en góndola a pesar de la insistente presión de mi acompañante ;).

http://viajeronomada.com/italia/fin-de-semana-en-venecia

Publicar un comentario