Síguenos en Facebook

jueves, 28 de julio de 2011

Ciudades Patrimonio de la Humanidad en Polonia: Torun

Torun es una ciudad medieval de Polonia cuyo casco antiguo fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997. Se encuentra en la región de Kuyavia-Pomerania, a unos 200 km de Gdansk, ciudad situada junto al mar Báltico.


Torun se encuentra a orillas del río Vístula, en un cruce de caminos de antiguas rutas comerciales, lo que explica su gran poderío e importancia histórica y económica. Fue fundada por los Caballeros Teutónicos en 1233 y milagrosamente apenas resultó dañada durante la Segunda Guerra Mundial. Así pues, lo que vemos actualmente es realmente lo que había en el Medievo, ya que apenas hay edificios reconstruidos.



Pasear por su casco antiguo es sumergirse de lleno en la época medieval. Cuenta con el mayor número de edificios góticos de Polonia, sólo después de Cracovia. La ciudad vieja está repleta de edificios construidos con ladrillo rojo, que contrastan con la imagen que generalmente tenemos de los grandes edificios góticos de piedra. Destacan sus numerosas iglesias, sus casas burguesas, su Ayuntamiento, su Torre Inclinada y la monumental Catedral de San Juan Evangelista y San Juan Bautista. Por su parte, en la New Town hay multitud de edificios donde vivían los antiguos comerciantes de la ciudad.


Torun es famosa por ser la ciudad de nacimiento del gran astrónomo Nicolas Copérnico, además de por su pan de jengibre o Pierniki, un tipo de pan especiado cuya elaboración se remonta al siglo XIII. El origen de este pan está relacionado con la estratégica ubicación de la ciudad: estaba en tierras muy fértiles donde crecía trigo para hacer harina de muy buena calidad y cerca había pueblos que producían grandes cantidades de rica miel. A esto hay que añadirle las especias, que llegaban a la ciudad provenientes de lejanos países (como la India) a través del mar Negro o por el puerto de Gdansk.



Cómo llegar a Torun desde Gdansk

Durante mi visita a Polonia llegué a Torun en tren desde Gdansk. Hay varias frecuencias al día y el trayecto dura unas 3 o 4 horas, depende del tipo de tren y de los posibles transbordos. Yo fui en un tren InterCity directo que me llevó a la estación central (Torún Glowny). Para ver los horarios, itinerarios y precios, me resultó muy útil la siguiente dirección web.

Una vez llegado a la estación central, tomé un autobús urbano (nº 22 o 27) para ir al centro de Torun. El trayecto dura menos de 10 minutos y la parada donde bajé fue en Plac Rapackiego, justo después de cruzar el puente sobre el río Vístula. Una vez allí, es muy fácil saber qué dirección tomar, pues la monumentalidad de las casas habla por sí sola.


El autor


José Luis es un andaluz afincado en Barcelona desde hace ya un tiempo. Su pasión es descubrir nuevas culturas, viajar y escribir. Por ello realizó estudios de traducción e interpretación, una forma bastante acertada de aunar estas tres aficiones. Se define como una persona inquieta y curiosa, adicto a los viajes y al chocolate y amante del deporte, sobre todo el tenis. Prefiere los lugares tranquilos y solitarios y los rincones por descubrir.

2 comentarios:

Jeje, que recuerdos me trae esta entrada!!

Hay que tener mucho cuidado al ir de Gdansk a Torun en tren. Al menos en 2002 que fue cuando intenté ir yo, el tren de la mañana estaba dividido en 2. La parte delantera iba a Torun. La trasera iba a Katowice (al sur del pais). Y lo dijeron por megafonía... pero solo en Polaco... así que nos recorrimos todo el país en tren, y nos quedamos sin Torun. (Ibamos con billete de Interrail, así que el revisor no se dió cuenta...)

Oh! Vaya faena, Purkinje! En mi caso no tuve ningún problema y fue más fácil de lo que pensaba! Espero que Katowice también valiera la pena.

Publicar un comentario en la entrada