Síguenos en Facebook

martes, 14 de junio de 2011

Un día en Venecia




La otra Venecia vive ajena a mapas y guías turísticas, navega tranquila, disfruta, saborea, sonríe, insinúa... Es una fría mañana de domingo en el barrio de Cannaregio y nos apetece pasear por sus líquidas calles calladas. Un cappuccino en un pequeño bar familiar nos reconforta y nos invita a despertar nuestros sentidos.




Llegamos al muelle desde el que parten los barcos hacia Burano, ¿por qué no? Esta pequeña isla nos abre los ojos hacia sus fachadas, según parece, pintadas de mil colores para que los pescadores las pudieran identificar a pesar de la habitual niebla de la laguna.




Sosegada, dulce. Caminamos junto a los canales y descubrimos una pastelería de estilo tradicional, compramos unas bussolai buranelli, galletas de mantequilla de Burano. Deliciosas.



Los encajes artesanales de hilo son muy típicos de este pintoresco lugar, no en vano llevan confeccionándose desde el siglo XVI. A lo largo de la calle principal se suceden tiendas y puestos que exhiben mantelerías, abanicos, sombrillas...




Un par de horas son suficientes para recorrer Burano. Volvemos a Venecia y bajamos desde Fondamenta Nuove hacia el sur. Son casi las 2 de la tarde y se respira domingo en familia. Elegimos por “dedocracia” un baccaro abarrotado (y destartalado) confiando en aquello de que si hay gente, por algo será... No nos equivocamos, con sendas copas de vino Prosecco y un plato de los autóctonos cicchetti (pequeñas tapas) nunca comer de pie y entre empujones fue más placentero.



Casi sin querer nos hemos colado discretamente en la Venecia que vive, que trabaja, que estudia y que aprovecha los domingos para tomarse un aperitivo con familia y amigos. La otra Venecia.



La autora María es traductora jurídica de profesión y vocación. Le apasionan el realismo mágico, cocinar para comensales agradecidos y, por supuesto, viajar. Barcelonesa de padrón pero gallega de corazón. Se confiesa adicta al chocolate y a la música inclasificable.


1 comentarios:

Excelente visión de la otra Venecia!

Publicar un comentario en la entrada