Síguenos en Facebook

miércoles, 8 de junio de 2011

Montjuic: la montaña mágica de Barcelona

Montjuïc es una de las grandes atracciones turísticas para todo aquel que visite Barcelona. Conocida también como la “Montaña Mágica”, se trata de una zona arbolada y de jardines ideal para desconectar del ajetreo de la ciudad y pasear.

La etimología de Montjuic es "monte de los judíos". Parece ser que proviene del catalán medieval, y es que se tiene constancia (documental y arqueológica) de que en la montaña existía un cementerio judío cuyo origen se remontaría al siglo IX.


La montaña de Montjuic es un lugar de visita obligada para los amantes de vistas increíbles, pues desde su punto más alto, en el Castillo de Montjuïc, se tiene una visión panorámica al puerto, al mar y a toda la ciudad.

Montjuic es también una importante zona cultural en Barcelona. En la montaña está el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), el Museo Etnológico de Barcelona y la Fundación Joan Miró, además de varios teatros, como el Mercat de les Flors, el Teatro Grec, el Barcelona Teatre Musical y el Teatro Lliure.

Pero Montjuic es mucho más. Sólo tenemos que echar la vista atrás en la historia para darnos cuenta de la importancia de este lugar. Ha sido testigo de grandes acontecimientos, como la Exposición Universal de 1929, ha ejercido un papel estratégico fundamental a la hora de defender la ciudad en tiempos bélicos e incluso ayudó a establecer la unidad de medida de longitud del sistema internacional, el metro. En 1790 se decidió establecer un metro como la diezmillonésima parte del cuadrante del meridiano terrestre, eligiéndose para ello el de París, concretamente el tramo que va de la ciudad francesa de Dunkerque al Castillo de Montjuïc.

La historia de esta zona de Barcelona también está íntimamente ligada al deporte. En ella se ubica el Anillo Olímpico, cuyas instalaciones acogieron los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. Destacan el Estadio Olímpico Lluis Companys, el Palau Sant Jordi y las Piscinas Picornell. Pero la relación de Montjuic con el deporte viene de más lejos, pues a finales de la década de los 60 y principios de la década de los 70 acogió el Gran Premio de España de Fórmula 1 en 4 ocasiones y las 24 horas motociclistas de Montjuïc. Se trataba de un circuito urbano con grandes desniveles que vio competir a grandes campeones, como Jackie Stewart o Emerson Fittipaldi.


Seguramente pocos turistas saben que están recorriendo el trazado de un antiguo circuito de F1 mientras pasean por los alrededores del estadio olímpico o descienden la montaña por las curvas calles para llegar a la ciudad.


Créditos de foto: Guadalupe Cervilla, en Flickr.

  El autor José Luis es un andaluz afincado en Barcelona desde hace ya un tiempo. Su pasión es descubrir nuevas culturas, viajar y escribir. Por ello realizó estudios de traducción e interpretación, una forma bastante acertada de aunar estas tres aficiones. Se define como una persona inquieta y curiosa, adicto a los viajes y al chocolate y amante del deporte, sobre todo el tenis. Prefiere los lugares tranquilos y solitarios y los rincones por descubrir.

1 comentarios:

Me gusta Montjuic, es uno de esos maravillorosos lugares de Barcelona.
Una ciudad esta, que tiene su lado oscuro, pero en general es sobresaliente.
Buen post
Saludos

Publicar un comentario en la entrada