Síguenos en Facebook

martes, 31 de julio de 2012

Mi foto irónica de los Juegos Olímpicos de Londres y alguna reflexión económica

Corría el mes de mayo del año 2005, un año señalado en el calendario olímpico ya que en julio se elegiría la ciudad que albergaría los Juegos Olímpicos de 2012. Sí, esos juegos que a día de hoy ya forman parte del pasado. Las ciudades candidatas finalistas a albergar esos juegos eran Madrid, Londres, Nueva York, Moscú y París. Por aquellos entonces me encontraba en Francia estudiando y la sensación que se respiraba en el país galo era la de que los Juegos iban a ser suyos, a pesar de las huelgas y manifestaciones que se convocaron durante las visitas de evaluación del Comité Olímpico Internacional.

Personalmente, creía que la ciudad elegida sería París o Madrid. De hecho, hice un viaje a Londres unos meses antes de la elección olímpica y en Trafalgar Square me hice esta foto.

Como es lógico, he de confesar que de “pitoniso” no tengo ni un pelo…


Finalmente, y como ya todos sabemos, la ciudad elegida para albergar los Juegos Olímpicos de 2012 fue Londres, para muchos una auténtica sorpresa. Tras saber la decisión, los españoles se sumieron en la tristeza y en el desánimo. Pero en aquel momento, aún no sabían lo que el destino tenía preparado, porque si se hubiera sabido que España entraría en recesión, es posible que mucha de esta tristeza se habría  transformado en un suspiro de tranquilidad. Y es en este momento cuando me planteo lo siguiente: ¿qué habría pasado si finalmente Madrid hubiera sido elegida como ciudad olímpica? ¿Se habría suavizado la actual crisis económica que está azotando España (con la creación de puestos de trabajo, mano de obra en infraestructuras…) o por el contrario se habría agravado aún más? ¿Hubiera sido factible la organización de unos Juegos Olímpicos en un contexto de recortes, recortes y más recortes?

España, que en aquella época era una de las grandes potencias económicas del mundo, soñaba con celebrar sus segundos Juegos. Hoy, sin embargo, sueña con despertar de este túnel oscuro que quizás habría sido más sombrío aún si la competición se hubiera quedado en Madrid. ¿Ironías del destino?


El autor

José Luis es un andaluz afincado en Barcelona desde hace ya un tiempo. Su pasión es descubrir nuevas culturas, viajar y escribir. Por ello realizó estudios de traducción e interpretación, una forma bastante acertada de aunar estas tres aficiones. Se define como una persona inquieta y curiosa, adicto a los viajes y al chocolate y amante del deporte, sobre todo el tenis. Prefiere los lugares tranquilos y solitarios y los rincones por descubrir.

3 comentarios:

Perdona... Y esos pelos??? Menos mal que ya tienes a tu manager que te cuida!
Post de lo más original. Y sí, menos mal que las Olimpiadas no se han celebreado aquí!

La del granizado del Mercadona

Bueno... esos pelos están así porque... porque... es Londres y hacía viento! Jeje. Me alegro de que te haya parecido original el post!

Mejor no saber la respuesta a esas preguntas....

Publicar un comentario en la entrada