Síguenos en Facebook

martes, 23 de agosto de 2011

La casa de Cervantes en Valladolid


¿Dónde vivió Cervantes? Así, a primera vista, parece una pregunta de un examen de Literatura, pero esta duda me surgió durante mi visita de paso por Valladolid, donde sin querer y casi por casualidad, me topé con el Museo Casa de Cervantes.


Acababa de llegar a la estación de autobús de Valladolid, eran las 10 y algo de la mañana y tenía unas 4 horas por delante hasta que salía el tren que me llevaría a Segovia. Decidí entonces echar a caminar hacia el centro para descubrir lo que me podía ofrecer la ciudad en tan poco tiempo.

A los pocos minutos de empezar a andar, en una pequeña callecita cercana a la Plaza de España, concretamente en la calle del Rastro, encontré la Casa de Cervantes en Valladolid, un lugar de gran interés para los amantes del mundo literario en castellano. Cervantes vivió aquí durante su estancia en Valladolid entre los años 1604 y 1606, época que coincidió con la primera publicación de El Quijote, en 1605. En esta etapa, Miguel de Cervantes escribió algunas de sus obras, como El coloquio de los perros, El licenciado Vidriera o La ilustre fregona.


Esta pequeña casa, reconvertida posteriormente en museo, conserva la esencia del momento en que Cervantes vivió en ella. Se recrea el ambiente que pudo respirar el escritor en aquella época y es, en mi opinión, un lugar que bien merece una visita, pues tendremos la impresión de volver al pasado durante el tiempo en que estemos en ella. Veremos alfombras y cestos de esparto, braseros de picón, grandes tinajas,  una cocina con hogar para hacer la comida junto al fuego con la ayuda de las trébedes, algún que otro almirez, tinteros, escritorios, arcones y muebles de antaño... Además, durante mi visita, la persona encargada de “cuidar” la casa empezó a explicar curiosidades sobre lo que allí había y relacionarlo con la vida de Cervantes, lo que hizo aún más agradable mi paso por allí.


Salí con la sensación de que me había sabido a poco, pues al ser tan pequeñita la casa, la visita no dura demasiado tiempo. No obstante, fue una de las cosas que más me gustaron de Valladolid. Fue una experiencia de sensaciones, de historia concentrada en pequeños objetos cotidianos que, además, me recordaban a las rarezas que había en el trastero de la casa de mi abuela cuando era yo un niño. Fue un bonito encuentro con el pasado en general y con mi pasado en particular.






El autor

José Luis es un andaluz afincado en Barcelona desde hace ya un tiempo. Su pasión es descubrir nuevas culturas, viajar y escribir. Por ello realizó estudios de traducción e interpretación, una forma bastante acertada de aunar estas tres aficiones. Se define como una persona inquieta y curiosa, adicto a los viajes y al chocolate y amante del deporte, sobre todo el tenis. Prefiere los lugares tranquilos y solitarios y los rincones por descubrir.

3 comentarios:

Muchas gracias por dedicarle este espacio al Museo Casa de Cervantes de Valladolid.
Esperemos que mucha gente se anime a pasar por aquí.

De nada! Fue un placer la visita y poder plasmarla en el post. Ojalá que se anime mucha gente a visitarlo porque, en mi opinión, es un sitio con mucho encanto.

¿¿Podrías contarnos alguna curiosidad de la que allí te hicieron partícipe???

Publicar un comentario en la entrada