Síguenos en Facebook

viernes, 24 de mayo de 2013

Vistas de Atenas desde la Acrópolis

Soy un amante de las vistas panorámicas (quizá por eso me guste tanto mirar por la ventanilla de los aviones) y de los atardeceres. Cada vez que viajo, intento ir a lugares desde donde poder disfrutar de unas buenas vistas del sitio que esté visitando. 
En esta ocasión, no tuve que investigar ni preguntar mucho para disfrutar de una de las mejores vistas de la ciudad de Atenas. ¿Por qué? Pues porque es en la Acrópolis, el lugar más visitado de la capital griega, desde donde se pueden disfrutar de unas magníficas vistas de la ciudad y su área metropolitana. 

vistas de atenas desde la acropolis
Atenas vista desde la Acrópolis
Contemplar Atenas desde la Acrópolis significar ver la ciudad a unos 156 metros sobre el nivel del mar; ver un mazacote de casas que se apiñan unas contra otras, envueltas a veces por una nube de contaminación, hasta las faldas de las colinas circundantes; observar el lugar donde habitan los 700.000 habitantes de Atenas, que ascienden a 3,8 millones si se suman los del área metropolitana.

vistas de atenas
Atenas y la colina de Filopapos (a la iaquierda)
En mi opinion, Atenas, vista desde arriba, tiene la apariencia de una ciudad gris, triste y solitaria, ajena al caos que se vive por la mayoría de sus calles más céntricas. La nota de color la pone el verdor de la colina de Filopapos y el majestuoso monte Licabeto.

vistas de atenas y la acropolis
Atenas, monte Licabeto (en el centro) y la Acrópolis (a la derecha)

El autor

José Luis es un andaluz afincado en Barcelona desde hace ya un tiempo. Su pasión es descubrir nuevas culturas, viajar y escribir. Por ello realizó estudios de traducción e interpretación, una forma bastante acertada de aunar estas tres aficiones. Se define como una persona inquieta y curiosa, adicto a los viajes y al chocolate y amante del deporte, sobre todo el tenis. Prefiere los lugares tranquilos y solitarios y los rincones por descubrir.

6 comentarios:

Viví dos años en Atenas y la considero mi segunda ciudad, a pesar de llevar doce años sin pisarla. De hecho, en aquella época llegué a conocerla mejor que muchos atenienses, y estas imágenes me traen recuerdos grabados a fuego.
Es cierto que la primera impresión de Atenas es la de una ciudad fea y de poco interés, pero conociéndola a fondo se encuentran rincones encantadores y sorprendentes. Es una ciudad que merece mucha más atención de la que recibe; hay una Atenas más allá de la Acrópolis y del barrio de Placa.
Gracias por los recuerdos.

Javier, gracias a ti por el comentario!
Me alegro de que el post te haya hecho transportarte a aquella época en la que viviste en Atenas.
Realmente, no tuve demasiado tiempo para empaparme de la verdadera esencia de la ciudad... Una pena, aunque por otro lado, me deja abierta la puerta de volver a ir hacia allá...
Una curiosidad, ¿cómo es que llevas tanto tiempo sin ir?

A pesar de que Atenas no es la màs bella de las capitales europeas tiene rincones encantadores y por supuesto la parte monumental; la Acrópolis es una maravilla y las vistas desde allí estupendas, al igual que tus fotos, me han encantado. Un saludito!

Muy buenas
unas fotos geniales de una ciudad que tenemos pendiente
un abrazo

Gracias por vuestros comentarios!
Aunque ahora voy haciendo ya mis pinitos con las fotos panorámicas, aún me falta mucho por aprender, jeje!
Saludos a todos y nos leemos!
=)

Ésa es una buena pregunta de difícil respuesta, José Luis... Cada año ha sido por una razón diferente. Siempre me ha salido un viaje a un país diferente, para conocer otros lugares u otras personas. Sólo puedo hacer un viaje de placer por año, y ha sido así.
En cuanto al trabajo, gracias a él viajo mucho, pero nunca me ha surgido ir a Grecia por este motivo.
Siempre planeo ir, pero al final... En fin, a ver si este año toca.

Publicar un comentario en la entrada