Síguenos en Facebook

martes, 4 de septiembre de 2012

Paseando entre momias en el Museo Egipcio de Barcelona

El Museu Egipci de Barcelona nos acerca al antiguo Egipto en pleno centro de Barcelona. Entre sus paredes podemos observar algunos de los objetos que formaban parte de la vida cotidiana de aquella civilización, como una cama, peines o relieves... Pero lo que más me llamó la atención fue la sección dedicada al culto funerario y a sus prácticas.


El Museo Egipcio de Barcelona alberga la "Dama de Kemet", una momia con un retrato de El Fayum, perteneciente a la época romana (150-200 d. C.). Los estudios realizados a la momia han permitido saber que el retrato realizado en madera y estuco es una representación muy próxima al rostro de la mujer, bueno, de la adolescente, ya que se sabe que su edad oscilaba entre los 15 y 17 años. 

Dama de Kemet
Medía 1,65 metros de estatura y sobre sus vendas se alude mediante representaciones divinas al ciclo muerte-resurrección-continuidad de la vida. Con el estudio morfológico y anatómico llevado a cabo en 1998, se observó también que no presentaba traumatismos importantes, aunque sí se detectó la perforación occipital realizada para extraer el contenido craneal.


Y es que, durante el proceso de momificación, el cuerpo del difunto era tratado antes de colocarle las vendas y amuletos. Así, primero se limpiaba el cuerpo, se extraían las vísceras, pasaba por una fase de deshidratación, luego le aplicaban ungüentos y finalmente lo envolvían con un sinfín de vendas impregnadas de goma.

En el museo también pueden verse algunos vasos canopos, que se usaban para contener las vísceras de los difuntos.  Estos recipientes representan a los cuatro hijos de Horus y están asociados a un órgano, una divinidad protectora y un punto cardinal concretos.

Vasos canopos

En primer plano a la derecha, vemos a Amset (hombre), que contenía el hígado. Estaba relacionado con el sur y la diosa Isis.
En el centro está Hapy (babuino), que albergaría los pulmones. Está relacionado con el norte y Neftis.
El vaso de la izquierda es de Duamutef (chacal), destinado al estómago. Está relacionado con el este y con la diosa Neith.
Este último representa a Quebehsenuf (halcón). Contendría el intestino. Está asociado con el oeste y la diosa Selkis.


Más adelante, encontramos otra momia de época romana (siglo I-II d. C.) con una red de cuentas y la representación de una cara divina. Está hecha en pasta vidriada y pertenece a los años 715-332 a. C.
El color azul de la red no es una elección casual, pues este color confiere propiedades relacionadas con la resurrección.


Los flecos que se ven en a parte inferior simbolizan los rayos del sol y propician la transformación del difunto en un ente celestial.


Pero el tema de las momias no queda ahí. En el Museo Egipcio de Barcelona pueden verse también algunas momias de animales. Al igual que los seres humanos, determinados animales también fueron momificados, pues eran considerados como manifestaciones terrenales de los dioses

Momias de gato

Este es el caso del gato, animal sagrado de la diosa Bastis; o el halcón, animal sagrado de Horus.

Momia de halcón
Después, las momias se introducían en sarcófagos, hechos de madera, piedra caliza, terracota..., según el estatus y poder adquisitivo de la familia.



El autor

José Luis es un andaluz afincado en Barcelona desde hace ya un tiempo. Su pasión es descubrir nuevas culturas, viajar y escribir. Por ello realizó estudios de traducción e interpretación, una forma bastante acertada de aunar estas tres aficiones. Se define como una persona inquieta y curiosa, adicto a los viajes y al chocolate y amante del deporte, sobre todo el tenis. Prefiere los lugares tranquilos y solitarios y los rincones por descubrir.

2 comentarios:

Fui con mi instiuto hace 10 anos y me encanto! Tengo pendiente volver :)

Pol, si puedes ve a la visita guiada. Te cuentan cosas bastante interesantes. Las hay en castellano y en catalán.
;)

Publicar un comentario en la entrada