Síguenos en Facebook

domingo, 15 de diciembre de 2013

Ruta por Oviedo y el arte prerrománico asturiano

Hoy tenemos un post invitado de Javier Ramos, creador del blog Lugares con Historia, donde nos acerca a destinos de toda España que guardan retazos de una historia y un pasado que permanecen vivos entre su patrimonio. Hoy nos hablará de Oviedo y el arte prerrománico asturiano. Gracias, Javier, por mostrar Asturias a resto de adictos a los viajes.

Oviedo capitaliza el mayor número de monumentos prerrománicos del Principado de Asturias, con un conjunto declarado Patrimonio de la Humanidad junto a otras muestras de este estilo dispersadas por las tierras del antiguo reino. Con un desarrollo paralelo al de la monarquía, el arte prerrománico sigue fascinando por su belleza.

El prerrománico asturiano se remonta a los orígenes de la monarquía astur, en el siglo VIII, aunque las primitivas construcciones de esa época se han perdido. En realidad, del siglo VIII solo queda la basílica de San Juan Evangelista, levantada por el rey Silo en Santianes de Pravia, aunque sufriría serias modificaciones en siglos posteriores. Su mesa de altar, considerada la más antigua de España, y su cancel visigótico se observan en la iglesia de El Pito.

Iglesia de San Juan de Santianes de Pravia
Iglesia de San Juan de Santianes de Pravia
Las primeras muestras significativas de esta arquitectura datan del siglo IX, bajo el reinado de Alfonso II el Casto (791-842), quien hizo de Oviedo una nueva Toledo, y se prolongarán en tiempos de Ramiro I (842-850) y Alfonso III el Magno (866-910). Se trata de construcciones áulicas, de orden religioso y civil, levantadas con el objeto de legitimar la monarquía asturiana como heredera de la visogótica. En ellas se sintetizan de modo peculiar las tradiciones artísticas romana, bizantina, carlinga, visigótica e islámica.

Es a partir del año 810 cuando la ciudad de Oviedo adquiere la capitalidad del reino de Asturias, que se inicia el primer periodo trascendental del reino asturiano. Los ejemplos más notables de la arquitectura religiosa de esa época son la iglesia de San Tirso, la Cámara Santa de la catedral de Oviedo y la iglesia de Santullano, que se levantó a un kilómetro del centro de Oviedo, entre 812 y 842, y es el edificio prerrománico más antiguo de la península ibérica.

La consolidación de la arquitectura asturiana llegó bajo el reinado de Ramiro I, quien hizo construir el palacio de Naranco, la iglesia de San Miguel de Lillo y la de Santa Cristina de Lena, monumentos que, a diferencia de la arquitectura asturiana anterior, parecen tener ciertas concomitancias con construcciones de otros territorios europeos y aportan tres novedades fundamentales: el abovedamiento y el uso de arcos peraltados y capiteles prismáticos de influencia oriental, la clara ordenación del espacio interior y la consolidación de determinadas soluciones decorativas, como el sogueado.

A la etapa final del prerrománico, bajo el reinado de Alfonso III, corresponden las iglesias de San Adriano de Tuñón (fundada en el año 891) y la de San Salvador de Valdediós. Los edificios de este periodo se caracterizan por una menor innovación en las soluciones constructivas y una mayor austeridad decorativa.

Oviedo custodia monumentos únicos del arte y la cultura, especialmente su legado prerrománico, y constituye uno de los mejores cascos históricos de todo el país. El recorrido que puede atraer la atención del viajero se inicia en la catedral, edificio que pertenece al llamado gótico flamígero, y cuya construcción se realizó entre 1388 y 1556. Su esbelta torre, la Cámara Santa, en cuyo interior se guardan símbolos sagrados de la historia de Asturias, como la Cruz de la Victoria y la Cruz de los Ángeles, así como la soberbia capilla del Rey Casto, donde se halla el panteón de los reyes, y muy especialmente el magnífico retablo del altar mayor, uno de los más estimados del gótico español, evidencian la pujanza económica y artística de la monarquía asturiana en aquella época.

Catedral de Oviedo
Catedral de Oviedo
Pero para disfrutar del extraordinario conjunto monumental de Oviedo hay que pasear por la ciudad y llegar hasta la iglesia de San Tirso el Real (fundada en 812 por el rey Alfonso II), de cuyo edificio prerrománico solo queda visible la parte superior de la testera del ábside central. A continuación, bajando por la calle de San Vicente, se llega al museo Arqueológico. En la cercana plaza de Feijoo, se llega hasta la iglesia de Santa María la Real de la Corte (siglo XVI), que conserva una espléndida portada y el sepulcro del padre Benito J. Feijoo.

Guardiana así mismo de notables imágenes, la iglesia de San Isidoro, con fachada que va del clasicismo al barroco, está situada junto al Ayuntamiento (1622) Sin moverse del casco antiguo, el viajero encuentra el palacio de la Rúa, el edificio civil más antiguo de la ciudad, y que conforma otro gran ejemplo del último gótico (siglo XV), mientras que uno de los monumentos más recientes es el teatro Campoamor, donde tiene lugar cada año la entrega de los premios Príncipe de Asturias.

No muy lejos de la Catedral, si baja por la calle Gascona, el viajero se encuentra con la singular fuente de la Foncalada, que está declarada, junto con la Cámara Santa de la catedral, Patrimonio de la Humanidad. En esta fuente, promovida por Alfonso II, el agua brota a nivel del suelo y es recogida en una piscina protegida por una cubierta con bóveda de cañón peraltado.

Fuente de Foncalada en Oviedo
Fuente de Foncalada en Oviedo
Pero una vista a Oviedo nunca puede finalizar sin la ascensión al monte Naranco, que domina la ciudad, donde se levanta la iglesia de Santuliano o San Julián de los Prados, que es el mayor y más antiguo de los edificios prerrománicos del Principado. Construido del 812 al 842, dispone de un monumental crucero. Pero el esplendor de la arquitectura asturiana se conoció cuando Ramiro I, sucesor de Alfonso II, ordenó construir el palacio de Santa María del Naranco. A pesar de su origen civil, el palacio se convertiría en iglesia en el siglo X. El abovedamiento total del edificio es un logro importante de la arquitectura ramirense, que anticipó las soluciones del románico.

Santa María del Naranco oviedo
Santa María del Naranco


Fuente de fotografías: Wikipedia
Iglesia de San Juan de Santianes de Pravia, de Ramo_n
Catedral de Oviedo, de Labe_
Fuente de Foncalada en Oviedo, de Sitomon
Santa María del Naranco, de Luidger


El autor

Javier Ramos es periodista, bloguero y community manager. Experto universitario en protocolo, ha trabajado en medios como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. En la actualidad colabora con diferentes publicaciones de historia y viajes. Administra el blog Lugares con historia.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada